Somos un blog dedicado al Coaching Ontológico, con el que podrás descubrir Qué es, Donde estudiar y muchas cosas más.

Copyright Qode Interactive 2017
a

Coaching: Salida Laboral y qué Empresas brindan empleo

El coaching proviene del ámbito del deporte y de a poco fue siendo incorporado al área empresarial y personal. En nuestro país arribó a fines de la década del 90 de la mano de los chilenos Julio Olaya y Rafael Echeverría, autor de la Ontología del Lenguaje.

El primer instituto en Argentina, lo fundó Jim Selman, un coach estadounidense que dio un gran impulso a esta disciplina que se expande día a día.

En una sesión de coaching el entrenador enfrenta a su cliente con sus objetivos, fortalezas y debilidades. El coach le hace preguntas para que pueda ver con claridad cuál es su situación y tomar las decisiones que conduzcan a lograr su meta. “Muchas veces no nos gusta vernos, especialmente cuando damos excusas de por qué no podemos. A través del proceso facilitador del coaching podemos elegir y re-comprometernos con nuestra visión, objetivo y logro”, asegura Marcelo Vinzón, Coach Ontológico Profesional y director de Axon Training.

Si pensamos en salida laboral en Argentina, el coaching ontológico puede aplicarse en el ámbito personal, empresarial y deportivo. En la modalidad empresa, se trabaja con los ejecutivos, el personal y sus formas de ser, mostrando a través de la indagación cómo la institución hace lo que hace y dónde quiere llegar. Promueve un liderazgo diferente al paternalista, haciendo sentir a todos protagonistas y fomentando el compromiso. Y hace foco en el capital humano y sus conversaciones para detectar hábitos de acción inapropiados.

“En el caso de un empleado desmotivado, conversa con él mismo o con otros diciéndose: `Me tratan mal´, `Esto no va a cambiar´, `Dicen una cosa y hacen otra´, `Hago lo indispensable´, `Pagan sueldos bajos´. Esto perjudica su rendimiento, por lo cual hay que revertirlo”, expresa Marcelo Vinzón. En el life coaching, a diferencia del organizacional o empresarial, el coachee (cliente) contrata el servicio a nivel personal. Aquí el coach trabaja en el acompañamiento de la persona para alcanzar sus metas, y arrojar luz en los espacios de ceguera que esta tiene y no le permiten sentirse plena.

En el mercado argentino de empresas, esta especialidad es relativamente nueva, pero hay muchas compañías que solicitan el servicio de coaching ontológico aplicado a las competencias de sus empleados, porque permite mostrar una mirada diferente de los negocios, brindando así una salida laboral en aumento a esta disciplina. Un operador telefónico o un jefe de área, por ejemplo, necesitan herramientas prácticas y de concientización para verle valor a lo que la empresa le solicita en sus objetivos diarios.

Vale la pena aclarar que el coach no suple la función de un psicólogo o un consultor ya que no cura a una persona de un trastorno, ni asesora en lo que respecta al manejo específico de una empresa, sino que muestra su nivel de compromiso para que pueda elegir libremente y entrenarse en la manera de pensar.

Esta disciplina emergente brinda herramientas efectivas a corto plazo, recurso importante en el mundo de hoy, en donde el cambio es constante y la capacidad de adaptarse resulta imprescindible para alcanzar el bienestar.

No Comments

Post A Comment